miércoles, 15 de octubre de 2008

Pasajeros en tránsito (otra vez)


Nadie notará mi ausencia excepto una mujer que conoce mis juegos favoritos, mis desvelos. Nadie escuchará mi suspiro al sobrevolar la costa, excepto ella. Nadie sabrá o podrá entender mi dolor porque es absolutamente íntimo, silente. Nadie quiere planear junto a mí sobre el océano para encontrar la pena multiplicada en el rostro de mucha gente, menos una mujer elegante que ha logrado tragar lágrimas conmigo. Nadie podrá decirme que falta algo en mi rutina, en mis entregas de todo tipo, nadie que no sea ella, porque los habitantes de este planeta no somos imprescindibles.
Un señalamiento despechado, furibundo, mal intencionado es como un alfiler esparcido por la cocina, dañino y cobarde. Esa mujer que me ama me ha dicho que no haga caso a las malas intenciones y siga adelante, en mis proyectos de vida, en mis deberes. Esa mujer me ha propuesto un sueño que radica en amar a la vida a pesar de todas las dificultades y todas las miserias humanas. Parece simple. Pero no lo es. Porque somos vulnerables y eso también es humanidad. Aquí estoy, mi amor, en cualquier lugar.

11 comentarios:

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/10/wendy-guerra-quiere-que-la-dejen-en-paz.html

Alazan dijo...

Hola!!! Jorge, realmente no conocia tu faseta de Poeta, esta muy bien y me imagino por donde van los tiros, Yo te apoyo y tambien estoy contigo...
Saludos, Eduardo.

TIROFIJO dijo...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/10/yo-mismo-portable-ego.html

Anónimo dijo...

Yoyi;
Como anda la famila?. Hace rato que no hablamos, dejame ver si podemos hacernos una llamada, te escribire por tu correo personal para preguntarte tu telefono y te llamo.

Un abrazo
Amaury
Arizona

Ivis dijo...

Buen viaje, querido.

Queseto dijo...

... yo no entiendo nada...

Sea lo que sea, un abrazo.

Jorge Ignacio dijo...

un abrazo a todos (a). soy así de nebuloso, paranoico etc. fui a la isla querida a una misión importantísima. en estos días escribo algo. gracias, ivis. ya te contaré.

Anónimo dijo...

Jorge Ignacio, un mes sin leer tus puntos de vista y ahora te apareces con el sindrome del misterio, tan propio de los periodistas de la isla...Si estuviste alli, cuenta algo, para bien o para mal..
Maria Luisa

Anónimo dijo...

Si eres como afirmas un exiliado politico,¿ cómo volviste a la isla que sigue oprimida?
¿Cómo rompiste ese juramento que tenemos todos los verdaderos cubanos como Bebo Valdes, de no regresar hasta que aquello sea otra cosa?
La firmeza, la voluntad y el deseo de que Cuba sea libre, tambien se expresa de esa manera: no ir y hacerle el juego al tirano.
Juan Arzua

Jorge Ignacio dijo...

uno de los aspectos en los que tendremos que cambiar los cubanos en el futuro es respetar la voluntad de cada cual, el punto de vista, la opinión. pero eso puede tardar porque ni siquiera lo veo en camino, a juzgar por los ataques en los blogs. cada cual es libre de hacer lo que le venga en gana, y para eso nos hemos marchado de la isla. fui por razón de fuerza mayor, y no pienso decirlo en este cajón de opiniones. si quien me reprocha algo desea esperar, en breve narraré en un post mi visita, el motivo y las sensaciones. tenemos que aprender a no juzgar para que no nos juzguen. me considero un exiliado toda vez que el gobierno se apropió de mis bienes raíces y del derecho de dejarme pasar por allí breves días. que cada cual piense lo que quiera, pero, por favor, respetemos a los demás.

El Lagarto Verde dijo...

Señor anónimo:
No sé quién te dijo que había un juramento de los que se van de Cuba para no regresar hasta que los Hermanitos Castro y su corte de ancianitos no se caigan. Dudo alguna vez, porque lo conozco , que Bebo sea uno de los que haya hecho este juramento. Celia Cruz quiso visitar a Cuba en momentos similares a Jorge y no se lo permitieron. No valores tu cobardía acomodada de atrincherarte a esperar que pase la tormenta en la Isla de las Cotorras, para convertirte en crítico "anónimo". La sosa no tiene nada que ver con la potasa y hay determinaciones que cada cual debe tomar le guste a quien le guste. Yo he ido y me importa tres cojones que tu seas un cobarde de no enfrentarte a la situación real de los cubanos "para no hacerle el juego al tirano"... te aclaro que no fui a ver a Fidel ni a Raúl ni a su corte de hijos de puta. Necesitaba no morirme sin conocer a mis nietos. Te quedó claro. Guillermo Bernal