martes, 16 de noviembre de 2010

Algunos “rojos”van trajeados



La corbata sigue siendo opcional de cara a las elecciones

Si no fuera catalán, tendría el más común de los nombres: Juan.
Pero nació, al parecer, en una época en la que estaba despenalizado inscribirse con nombres de la geografía regional, similares al castellano y a veces no tanto. Entonces, se llamó Joan, como el poeta, el cantautor que combina en su patronímico el bilingüismo más rico y mestizo que he visto: Joan Manuel Serrat, que, según el itinerario post franquista, debía llamarse Joan Manel.
Puigcercós, el que nos ocupa ahora, es un hombre joven y con bastante fuerza para andar de un lado a otro haciendo mítines y regañinas. Es el presidente de Esquerra Republicana de Catalunya, la facción más radical –sin violencia, que se sepa- de los nacionalistas del patio. Esquerra, para aquellos lectores que no conozcan el catalán, significa Izquierda, y lo demás se entiende bastante bien.
Joan Puigcercós representa al reducto de las fuerzas “rojas” que vienen quedando por aquí, nostálgicos de la importante fuerza republicana que tuvo España principalmente en Barcelona y, por extensión, amantes de la mal llamada Revolución Cubana . Por esta reminiscencia es que Catalunya no tendrá en mucho tiempo un presidente identificado con los antiguos Nacionales (el Partido Popular), aunque, como se ha modernizado, la región elige por mayorías un partido catalanista de centro derecha (CiU).
Hace poco, Joan, el político, arremetió en la tele contra un pobre anciano, en el programa de Televisión Española –aunque versionado al catalán- Tinc una pregunta per a vusté (Tengo una pregunta para usted). El señor evidentemente era uno de esos tantos andaluces o murcianos que emigraron aquí para trabajar en las fábricas, que han tenido descendientes hoy considerados legítimamente catalanes. Éste le preguntó a Puigcercós si le hablaría en castellano, a lo que el político dijo No y luego le soltó una arenga de identidad nacionalista impresionante; por supuesto, en lengua catalana.
No fue nada indulgente con el jubilado. Al contrario, aprovechó para marcar su territorio.
Y ayer mismo se le fue la pinza, como se dice vulgarmente. Se le ocurrió, desde aquí, lanzar una ofensiva a Andalucía diciendo que en esa comunidad autónoma no pagan impuestos. A partir de estas declaraciones, se ha liado una gorda en todos los espacios de opinión. Yo que vivo en Catalunya puedo dar fe de que pagamos más impuestos que en muchas otras comunidades autónomas y de que tenemos los mismos salarios, pero un político no puede permitirse ser absoluto. A no ser que estuviera buscando lo que ocurrió: Que en todas las peñas hablaran de él.
Algunos analistas creen que se trata de una estrategia en medio de la campaña electoral autonómica que ahora mismo tiene lugar.
En particular, veo en Puigcercós tintes excluyentes. Y eso es muy feo, además de injusto.

Foto tomada de El País
Puigcercós en un mitin electoralista en Tarrassa, una pequeña ciudad en las afueras de Barcelona. Obsérvese el gran parecido de la bandera catalana con la enseña nacional de Cuba.

4 comentarios:

nicol dijo...

Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.

Anónimo dijo...

ERC me parece lo mas "rancio" de la izquierda de este pais(Me refiere a España)y su comentario acerca de la politica tributara:"escandaloso e inesactamente populista!!No vivo en Cataluña,pero si pagais mas impuesto que Yo (por ej: mas de 550 euros de IBI este año,mas de 4000 euros de IRPF a pesar de mis retenciones,etc) pobre de ustedes!!!Un saludo:ROBERTO

Jorge Ignacio dijo...

Roberto: un abrazo. Estoy en Madrid, me gustaría verte. Puedes utilizar la dirección de correo que aparece aquí. jorge.

Anónimo dijo...

Vale nos vemos.Te he escrito a tu mail privado.
Un saludo:ROBERTO