martes, 10 de abril de 2007

Barceló rima con Barcelona

Acabo de decidir que no compraré nunca más una botella de ron Havana Club, ni dos botellas ni tres ni cuatro; ni media, ni un cuarto, por si hay mal pensados. Nada. He tardado un quinquenio –para utilizar un término del lenguaje del partido comunista- en llegar a esta conclusión. ( Como no me gusta ser absoluto, escribo estas líneas para que me quede el compromiso).
Podía haber decidido dejar el ron en su totalidad, pero considero que no es el momento. Uno a veces llega a conclusiones por motivos totalmente pragmáticos. Me da vergüenza decirlo. No es tan difícil darse cuenta de que cada vez que uno compra una botella de Havana Club le está dejando dinero al gobierno Cubano (y a los franceses asociados). Esto siempre lo supe, pero no me dolía comprar el Havana porque lo considero un patrimonio personal. Con la madurez -divino tesoro-, uno llega a la conclusión de que la integridad máxima (otro absolutismo) solo se logra haciendo dejación incluso del patrimonio, parcial o total. La integridad es una categoría filosófica de alto nivel que se resiste al tiempo y a las tentaciones. Hay escalones para llegar a la integridad. Primero hay que transitar por un espacio –otra categoría filosófica- adecuado para poder pensar tranquilamente. Teniéndolo, el primer análisis que realicé fue el del precio de la botella de Havana 3 (siempre compraba el 3 años) con respecto a mi poder adquisitivo. En la propia ciudad de la Habana me era imposible. En Barcelona no me supone un gasto excesivo, trabajando, pongamos, de camarero. Las cuentas daban. Y seguí.
Con el tiempo –otra categoría filosófica-, descubrí otros rones tan buenos o mejores que el Havana y a mejor precio; y no tan difíciles de encontrar. (De los cuatro supermercados que tengo en el barrio, solo uno vende el Havana, y hay que llamar a un empleado para que abra la vidriera). Y seguí.
Estaba dispuesto a localizar el Havana 3 en Google si era preciso. (¡Qué bueno hablar en pasado!). Todo por mantener una identidad que en algunas conversaciones llaman idiosincrasia y en otras cultura gastronómica. Esas herramientas funcionan cuando estás solo y no deseas dialogar con tu más profundo interior.
Pero no nos engañemos: hay más vidas posibles.
Con el paso del tiempo, estando más estable emocionalmente -¡ojo, cuida a tu pareja!-, e ingresando lo mismo en la economía doméstica, entras a El Corte Inglés y descubres una inmensa gama de rones a unos precios asequibles. Los detallas, mientras tu mujer compra unos quesos especiales para fondue. Te quedas clavado frente a la estantería de los rones. No reaccionas; la haces mirar. Sacas unas cuentas mentales a empujones y te quedas absorto. En ese preciso instante tienes dos opciones:

a) alargar el proceso de dejación del ron
b) elegir lo que más te apetezca

Allí, frente a la estantería de los rones, decidí dejar de comprar el Havana Club 3 y toda la gama correspondiente a estas marca.
Me compré un ron Barceló añejo dominicano por un euro más de lo que cuesta el Havana 3.
Sé que cuando mi mujer lea esto se pondrá contenta. Ella me quiere y ama mi lucidez. Sabe que la lucidez –que no es una categoría filosófica, pero se nutre de varias- es primordial para el funcionamiento pleno del hombre. Sabrá que he dado un buen paso. Que gastaré un euro más en lo adelante, beberé un ron de más calidad y comenzaré a disfrutar de la vida con menores problemas de conciencia. Que dejaré de transferir dinero al holdin cubano/francés.
Me ha llevado años este proceso –recalco. El Corte Inglés siempre ha estado ahí. Y la anglosajona V de Havana Club, también. Habana se escribe con B. A veces no nos damos cuenta de pequeños detalles.
El Barceló está buenísimo. Me declaro ante estas páginas un hombre feliz.


Primavera del 2007

14 comentarios:

Rosa Ileana Boudet dijo...

Jorge Ignacio, qué lindo lo que escribiste en mi blog, de verdad te lo agradezco.. Ahora entré en esa segunda naturaleza, la del mundo interior que es el espacio de los blogs que más me interesan. Me alegro. Es un puente y al menos a mí, me ha servido, hasta como terapia y como bitácora y de todo como en botica. Gracias.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Muy jocoso el etílico comentario sobre el javana club. Si es por la calidad pues, venga Barceló, que por cierto debiera darte alguito por la propaganda; pero te confieso luego de tantos años fajao con el "chispaetrén" ahora me es difícil entrar en esas sutilezas, especialmente cuando el bolsillo no está demasiado holgado o más bien porque está demasiado holgado. Ay! como extraño el chispa.

Muy refrescante Jorge

Anónimo dijo...

No compares el havana Club con el barcelo acuerdate que el havana Club de añeja en la Ronera de la bacardi en Santiago de Cuba El barcelo no le llega noi alas medias al Havana Club lastima que en Cuba este un regimen y no se reconozca nada de lo que se hace le camiaron el nombre al son cubano por salsa y ahora le quieren cambiar la capital deel Ron de Cuba a Puerto Rico hasta cuando.

Anónimo dijo...

El Ron Bacardi el cual dice que esta en Puerto Rico desde no se que siglo eso es un engaño a los incultos que pecan por cierto nivel cultural, el Ron Bacardi se fundo en Santiago de Cuba por un Español llamado Facundo Bacardi siempre fue Cubano y nunca de Puerto Rico y sigue siendo cubano con otro nombre Havana Club por eso esa comparacion de Barcelo a Havana Club es inexplicable no porque el Barcelo es malo si no que no reune todas las condiciones de exquisites del havana Club entre estas los añejamientos en barriles heredados de la familia Bacardi de Roble Blanco en Santiago de Cuba y con las mejores mieles del mundo segun escritos de la familia Bacardi a principios de siglo pasado, Cuba siempre fue la capital del Ron hasta que llego la desgracia a Cuba y se fue Bacardi entre otros como tambien plagiaron la musica cubana, aunque hablado del Ron que segun se ha escrito es originario de Jamaica, como el Ron de Cuba no existe otroigual y es debido a la herencia de Bacardi combinado con las mieles y el procesamiento en Santiago de Cuba ahora que como en Cuba nada funciona bien se relaje todo estos procesos es otra cosa he compartido con muchos dominicanos y de otros paises y ha existido laopurtunidad de consumir Havana Club y para muchos de ellos y para mi es muy superior creo que el ron que mas se acrerca es el Flor de Caña de Nicaragua.

Segunda naturaleza dijo...

Primeramente, agradezco la participación en este espacio abierto.Luego, me parece que no se entendió bien lo que quiero decir. Y es que el Havana Club que hay ahora es una basura, no el que se hacía en Santiago de Cuba en los barriles de la Bacardí (era un catalán,para más señas, el fundador). Me refiero al que se puede comprar hoy en día incluso en un lugar caro como El Corte Inglés. Ahora el Havana Club no se fabrica en Santiago de Cuba, sino en Santa Cruz del Norte, entre la Habana y Matanzas. Gracias.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con usted aunque tengo dudas sobre el añejamiento porque tengo entendido que en Santa Cruz lo que hay es una destileria, incluso creo que hay Havana Club de una gran cantidad de años de añejamiento no se cuanto seria mentirle lo he leido que se vende en España a alrededor de 1000.00 euros la botella es reserva y sale de Santiago de Cuba.
En cuanto a la calidad de fabricacion actual estoy de acuerdo hay una gran indisciplina laboral debido a todo lo que sabemos que ha ocurrido en Cuba.
Gracias por responderme

Anónimo dijo...

Ya vi el nombre del Ron es MAximo y dice que se añeja en la Ronera Havana Club te reitero tengo dudas que se añeje ahi y no en las antiguas Ronera Bacardi.
Te queria hacer un a pregunta que tal es la calidad de la cerveza Cristal que se vende en España segun me han contado, pues yo solo la tome en Cuba y era buena se hace en la Cerveceria Bucanero SA de Holguin y que es una sociedad Cubana-Canadiense, al contrario de la Tinima de Camaguey la cual se ha desmejorado bastante.

Segunda naturaleza dijo...

Perdóneme usted la tardanza. o si prefiere el tuteo. Este tema me fascina porque me encanta el ron, aunque ahora estoy de descanso por un tiempo para regenerar mi pobre filtro. Como el gobierno cubano es tan misterioso y tan tramposo, poco se podrá investigar acerca del procesamiento actual y añejamiento, a no ser que alguien que trabaje allí lo cuente. Mi experiencia reciente, pues acabo de visitar la isla, es que no se puede comprar el añejo, el siete años, pues sabe a alchol de farmacia, incluso en serios restarantes. Se ve que, como todo el que puede le roba al estado, los barman llevan sus botellas adulteradas y las venden como auténticas.Mi pregunta es por qué el Havana siete que he comprado en España sabe igual de malo. A mí me encanta el añejo y por eso me cambié al descubrir el Barceló, que no tiene tanta fama pero el sabor me pareció más correcto, más con el vestigio del barril. Con respecto a la cerveza Cristal, nunca la he probado en España porque prefiero, por ejemplo, la local, la Estrella Damm de Cataluña. Sería bueno pedirla alguna vez a ver...La Cristal está buena para acompañar las comidas porque es ligera. En efecto, la Bucanero, y sobre todo la fuerte, está buenísima. La acabo de reprobar en Cuba y a mi mujer también le gustó. Chapeau a los holguineros. Gracias, amigo, por el tiempo que dedica a este espacio. saludos de Jorge

Segunda naturaleza dijo...

Se me olvidó una precisión hecha por usted. En efecto, en la sección Gourmet del Corte Inglés vi hace algún tiempo una botella de ron cubano por ese precio: 1000 euros. aprox. Mi mujer se escandalizó, no porque dude de su calidad, sino porque un líquido pueda alcanzar ese precio. Habrá quien lo pague, y lo deguste. Seguro. Y que brinde por mí si le apetece. Saludos.

Anónimo dijo...

Te habia hecho un comentario y se me borro no lo mpude mandarlo.
Garcia por contestar mis preguntas, Es cierto hay muchas falsificaciones en Cuba y mas en bebidas aunque la indisciplina laboral tan grande debe existir una baja calidad en las produccion de Ron incluso cuando estaba en Cuba este era el mejor que se tomaba el de 7 años.

Anónimo dijo...

Aqui sigo comentandote en los Estados Unidos hay una demanda de Bacardi por Havana Club ya que ellos compraron la marca a la Familia Arrechabala tambien de origen Español y que tenian la Ronera creo que en matanzas he leido que se esta vendiendo aqui Havana Club hecho por Bacardi pero no lo he visto, hace años en Cuba salio un libro sobre el Ron y creo que se llamaba El Hijo Alegre de la Caña de Azucar lo escribio un señor que era especialista en Rones que por ciertpo debe haber muerto pues era muy mayor yo no lo pude leer, te recomiendo cuando puedas tomes el Flor de Caña nicaraguense especialmente el centenario de 12 años de añejamiento.Que crees de la Guayabita del Pinar.La Bucanero que tomaste en Cuba es la BUcanero Max esa la sacaron hace poco.
Gracia por su atencion.

Segunda naturaleza dijo...

Estimado lector: veo que le interesa intensamente el tema de las magníficas mieles de la caña de azúcar. Yo las prefiero al destilado de la manzana y a los del centeno y la uva. Sin dudas es un tema apasionante y etílicamente peligroso. El Flor de Caña nicaragüense lo conozco desde hace años, cuando mi padre, en los años 80, atendió una delegación de nicas que visitaron la isla y nos lo regalaron. Es muy bueno, pero el Barceló me sigue gustando más. Quizá sea la novedad. Con guayabita del pinar pillé mi primera gran borrachera en las escuelas al campo cuando tenía 16 ó 17 años. Si tuviera que tomarla -trataré de esquivarla por el mal recuerdo-, prefiero la seca a la dulce. Saludos. Jorge

Segunda naturaleza dijo...

Estimado lector: veo que le interesa intensamente el tema de las magníficas mieles de la caña de azúcar. Yo las prefiero al destilado de la manzana y a los del centeno y la uva. Sin dudas es un tema apasionante y etílicamente peligroso. El Flor de Caña nicaragüense lo conozco desde hace años, cuando mi padre, en los años 80, atendió una delegación de nicas que visitaron la isla y nos lo regalaron. Es muy bueno, pero el Barceló me sigue gustando más. Quizá sea la novedad. Con guayabita del pinar pillé mi primera gran borrachera en las escuelas al campo cuando tenía 16 ó 17 años. Si tuviera que tomarla -trataré de esquivarla por el mal recuerdo-, prefiero la seca a la dulce. Saludos. Jorge

Anónimo dijo...

Veo que tienes mala experiencia con la Guayabita del Pinar yo te dire que aunque te comente mucho de Ron, yo no soy muy tomador aunque antes lo era mas, trato de cuidarme un poco y el filtro a veces no esta bien, me recuerdo que el primer ron que tome fue el Villa Clara no se si te acuerdas y habia uno muy bueno que era un aguardiente tipo Cazalla, antes de salir de Cuba tome Aguardiente Santero y un Ron llamado Mulata para mi muy bueno aunque no soy un gran catador, hablando de Dominicana ellos su bebida nacional se llama MamaJuana es una bebida que hacen de raices añejadas es un Ron muy sabroso y fuerte, lo he tomado pero lo hacen solo para su consumo en casas nunca lo he visto conmercializado.
Vicente